PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué necesito antes de empezar?
Para desarrollar tu nueva Identidad visual:

Tendrás que contar con una idea o proyecto, por supuesto, ¡y muchas ganas de darle forma! Lo más importante antes de nada será decidir cómo se llamará tu marca (dependiendo de cuál sea tu proyecto, puede ser tu nombre personal o algo diferente).

 

Para desarrollar tu nueva página web:

Tendrás que comprar un nombre de dominio y una cuenta de alojamiento web. Si no los tienes, no te preocupes, yo puedo recomendarte varios servicios que encajarán exactamente con tus necesidades. Además, si lo necesitas, también puedo ayudarte a configurarlo todo y dejarlo a punto para empezar a trabajar en tu nueva web.

¿Tendré que hacer deberes?
¡Sí! Esa es una parte esencial de nuestro trabajo juntos. Tan pronto como reserves tu hueco en mi agenda de trabajo, te enviaré un cuestionario que nos ayudará a definir tu público objetivo y describir tu negocio y sus necesidades. Usaré esta información para investigar a tus competidores y diseñar una identidad de marca y/o nueva web que sean realmente atractivas para tu público objetivo.
¿Cuánto cuesta el diseño de una una identidad visual?
Actualmente dispongo de 4 tarifas de diseño de identidad visual que se adaptan a la diferentes necesidades que pueda tener un emprendedor. Estas tarifas comprenden entre 150-900€.
¿Cuánto cuesta una web?
El diseño de una web básica empieza aproximadamente en 890€, pero todo depende de las necesidades concretas de tu negocio. Tengo paquetes de servicios establecidos los cuales adapto a cada uno de los presupuestos tras conocernos en una primera reunión y según las características de tu proyecto en particular.
¿Cómo funciona tu proceso de trabajo?
Puedes echarle un vistazo a cómo funcionan en concreto los servicios de identidad visualdiseño web en sus respectivas páginas.
¿Qué es lo que compone una página web?
Antes de comenzar con las cosas divertidas como la combinación de tipografías  y las paletas de colores, tomemos un minuto para comprender qué es realmente un sitio web:

Hasta hace unos años, las webs  se codificaban a mano desde cero utilizando lenguajes HTML (estructura) y CSS (estilo). Hoy en día, muchos diseñadores web + desarrolladores utilizan sistemas de administración de contenido (CMS) como WordPress como la base funcional de un sitio web y luego diseñan el nuevo sitio con un código personalizado.

Un sitio web moderno y dinámico hecho con WordPress está compuesto por varias partes interrelacionadas:

1. El dominio – La dirección de la casa.
Un dominio es su hogar en casa, en la red, antes de crear un sitio web, deberás comprar un nombre de dominio como www.tunombre.com

2. El alojamiento web – El sótano de la casa.
El servidor o alojamiento web es donde se almacenan todos los archivos de tu sitio, muy probablemente en un servidor grande. Para crear un sitio web, deberás pagar por el alojamiento para que puedas guardar todos los archivos de tu sitio “en el sótano, en cajas”.

3. WordPress – Los cimientos de la casa
Trabajo exclusivamente con WordPress y te la recomiendo al 100% porque es la mejor opción para pequeños negocios (y no tan pequeños) como los nuestros. Es un gestor de contenidos muy potente, de código libre y con miles y miles de posibilidades, literalmente.

4. Los temas y ajustes de código css – El decorador de interiores
Los temas se colocan sobre WordPress para agregar estilo y funcionalidad


5. Los plugins – Los electrodomésticos de la casa.
Los plugins son piezas de código de terceros que son gratuitas o premium y agregan funcionalidad adicional a tu sitio de WordPress (integración de listas de correo, uso compartido de redes sociales, etc.)
¿Qué es lo que compone una identidad visual?
La identidad visual es una definición gráfica de marca, de las personas que forman parte de ella, y de sus elementos diferenciadores. En concreto, el por qué surge, qué es lo que la mueve; qué es lo que hace, a qué se dedica, cuál es su sector; y, cómo lo hace, cuáles son los productos o servicios que produce y/o vende. Para que todo esto llegue a su público, es necesario definirlo de una forma coherente para que siempre se transmitan los mismos valores. La identidad visual hará que todo lo que contenga alguno de nuestros componentes la identidad se asocie a nuestra marca.

Nombre. La elección de un buen nombre o naming lleva mucho más trabajo del que parece, pero merece la pena invertir tiempo en él pues siempre va a estar presente. Además, es importante que el nombre elegido para la empresa sea también registrable como marca o nombre comercial y como nombre de dominio.

Logotipo. Se entiende por logo un diseño que acompaña o sustituye al nombre de la marca. Puede tratarse de un gráfico o dibujo de algún elemento representativo, o simplemente de un diseño característico del nombre de la marca.

Tipografía. Ya se trate del tipo de letra utilizado en el logo o en cualquier otro tipo de comunicación, la fuente o tipo de letra elegido también debe ser consistente. Se recomienda que sea atractiva, fácil de leer y que refleje lo que la empresa quiere transmitir (sus valores). Para ello, puede usarse un único tipo de letra, una combinación de dos tipos diferentes, o bien tipos pertenecientes a una misma familia.

Colores. La elección de los colores tampoco debe ser al azar. Deben utilizarse de forma constante en el logo, en la página web, en los anuncios, en la comunicación… ¿Por qué? Pues, simplemente porque esa utilización constante va a favorecer la transmisión de los valores de la marca.

Otros elementos que conforman la identidad visual corporativa:

  • La papelería corporativa (tarjetas de visita, hojas, sobre, flyers…).
  • La página web, que es hoy en día un escaparate de la empresa. Debe cuidarse su diseño y que sea responsive (adaptable a los distintos aparatos o equipos), su usabilidad, y facilitar el contacto. Además, es recomendable cuidar los detalles y generar contenidos de valor de forma periódica.
  • La presencia en redes sociales, que cada vez más, constituye un elemento imprescindible hasta el punto de que los usuarios tienen más confianza en las marcas que tienen presencia en redes sociales que en las que no la tienen. Y cada día es más importante la reputación online.
  • El Manual de identidad corporativa, en el que especifica la manera de usar todos los elementos de la identidad visual corporativa.
¿Son tus diseños responsive?
Diseño con una mentalidad mobile friendly, especialmente porque se estima que hasta el 70% del tráfico de tu sitio web provendrá de fuentes móviles. ¡Te garantizo que tu web se verá bien desde una pantalla de ordenador, iPhone o tableta!
No tengo ni logotipo, ni fotos, ni textos… ¿Podemos trabajar junt@s de todas formas?
¡Por supuesto! Cuento con una red de colaboradores increíbles con los que podemos trabajar codo con codo en todos aquellos materiales que necesitamos antes de empezar con el desarrollo de tu web como tal. Si necesitas un logotipo o imagen corporativa… ¡estás en el lugar correcto! También puedo ayudarte con la redacción de textos, fotografías, vídeos… Cuéntame todo lo que necesites en nuestra primera reunión y yo me encargaré de organizarlo todo.
¿Cuánto tiempo llevará el desarrollo de mi proyecto?
Como cuando digo, vamos a trabajar juntos, lo digo en serio, es esencial mantenerse en contacto durante el proceso de creación de marca. Tu reacción y comentarios son imprescindibles, así que me pondré en contacto contigo varias veces durante el proceso. Si me ayudas y respondes lo antes posible, tu identidad visual estará lista entre 2-6 semanas (dependiendo del paquete que escojas) y tu nueva página web llevará entre 3-9 semanas (dependiendo del tipo de proyecto).
¿Qué pasa si necesito algún complemento adicional que no está incluido en el paquete del servicio escogido?
Por supuesto, puedes agregar y sustituir otros elementos al paquete escogido (por ejemplo, un folleto, una portada de Facebook o Twitter, una tarjeta de regalo, una tarjeta de agradecimiento). Cuando nos pongamos en contacto, hazme saber qué otros elementos necesitas y crearé un presupuesto personalizado para ti. El proceso de trabajo puede tardar un poco más si necesitas elementos adicionales pero seguro que valdrá la pena.
¿Ofreces algún servicio adicional aparte de los mostrados en esta web?
Claro, el diseño de identidad visual y el diseño web son mis especialidades pero también he reunido mucha experiencia con proyectos de diseño editorial (libros, catálogos, revistas, memorias…), piezas de promoción offline (carteles, folletos, tarjetones, invitaciones), rotulación (locales comerciales, vehículos) e incluso diseño gráfico textil.
¿Cómo funcionan los pagos?
Según el servicio que contrates, el calendario de pagos variará.

Para los proyectos de diseño de identidad visual:
Para hacer oficial la reserva de tu proyecto en mi agenda de trabajo se tendrá que abonar el 50%(+IVA) del coste total de la opción de diseño que hayas elegido. Este depósito no será reembolsable a no ser que el comienzo del proyecto sea cancelado por mi parte.  El pago del 50%(+IVA) restante deberá ser abonado antes de la entrega de los archivos finales de tu nueva identidad visual.

Para los proyectos de diseño web:
El precio total se dividirá en 4 pagos del 25%(+IVA) cada uno, siendo el primero en concepto de adelanto y reserva oficial en mi calendario de trabajo. El cliente puede suspender el servicio en cualquier momento pero el pago de reserva o cualquier coste adicional del proyecto no sería reembolsado. Si decides incluir más servicios que no estuvieran incluidos en este presupuesto, se
facturarían junto al último pago.

¡Perfecto! Todo claro, ¿y ahora qué?
¡Hablemos!  Envíame una solicitud a través del formulario y concretemos una cita para una primera toma de contacto.

Tu proyecto está a punto de empezar un camino emocionante. Y yo quiero formar parte de él.

¿Buscamos un hueco y hablamos de tu idea?